miércoles, 3 de septiembre de 2014

Matanzas: S.O.S por la bahía (update #2)

Entrar a la ciudad de Matanzas significa tropezar con la belleza majestuosa de la bahía, motivo de orgullo para sus habitantes. El azul de sus aguas ha inspirado a sinnúmero de poetas y se instala en el centro de la nostalgia de los nacidos aquí cuando están lejos. Además, constituye uno de los valores patrimoniales de la urbe, pues enaltece su paisaje y la convierte en única.

No obstante, el derrame en ella de residuales sólidos y líquidos amenaza su equilibrio. Acerca de esa problemática Girónconversó con Justino Baró Isasi, coordinador de la junta de manejo integrado costero de la bahía de Matanzas, quien refirió que se trabaja con 36 fuentes contaminantes, de las cuales 12 vierten directamente a la rada y el resto a las cuatro cuencas hidrográficas: los ríos San Juan, Yumurí, Canímar y Buey Vaca.

“Hemos hecho una investigación más profunda en la que el número identificado aumentó hasta 52. La contaminación ambiental resulta un problema de seguridad nacional, puede definirse como un cambio de estado en las condiciones químicas, físicas o biológicas, en las estructuras del medio y que afectan a la biota.

“En el caso de nuestra bahía el San Juan es el cauce por donde más residuos perjudiciales le llegan, incluso constituye prioridad a nivel nacional junto al Yumurí. No obstante, son diversas las fuentes de donde proceden los desechos, buena parte corresponde a actividades relacionadas con la agricultura, hospitales, cochiqueras, algunos repartos, industrias como la Termoeléctrica; estas últimas tienen una mayor tradición de atención a los problemas medioambientales desde su ministerio. Hay otras que por su compleja situación hubo que cerrar como el cárnico y la tenería.


Nota del blog: El articulo completo en el enlace con el titular, así como el sitio web de Girón se encuentran offline en la mañana de este miércoles, 3 de septiembre. 

Ambos enlaces ya de regreso, online a las 2:14 AM de este miércoles 3.