Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’

Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’
Clic en la foto para ir a post original

domingo, 5 de julio de 2015

El tal deshielo entre La Habana y Washington ha intensificado la represión contra las Damas de Blanco y los opositores en Cuba.

Así ha sido en lo que va de estos seis meses desde el anuncio simultáneo del restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos.  Este domingo segurosos le han partido la nariz al activista Antonio Rodiles quien fue entre los alrededor de ocho decenas de detenidos desde La Habana hasta Cienfuegos.  Este ha sido el duodécimo domingo de represión contra las Damas de Blanco y opositores en Cuba.  El próximo domingo será igual y el que le sigue también porque la talla es capitalismo y turismo.  Los derechos humanos se pueden ir al carajo.  El régimen sabe que a la Casa Blanca lo que le importa es dejar un legado.  Golpizas y encarcelamientos.  Cueste lo que cueste.  Y a los medios y a la opinión pública internacional se les da la vuelta.  Así ha sido y así será. 

Lo último de Rafael Villares







Fuente de las imágenes aquí y sobre las obras en DDC.

martes, 30 de junio de 2015

El Sexto: A diferencia de otros, que se defendieron de asalto, de asesinato y de estar armados justificando su violencia con la palabra revolucionario, yo, Danilo Maldonado Machado, no he matado a nadie ni he estado armado asaltando ningún cuartel. Yo hago arte. (updated)

El Sexto asume su propia defensa y rechaza disponer de abogado


Expulsan de la cárcel Valle Grande a Lia Villares y a Gorki Águila cuando intentaban hacerle la visita a El Sexto.  Nunca se les dijo la razón verdadera del por qué no se les dejaba pasar a ver al joven preso político pero como explica Lia aquí, todo parece ser resultado de los resultados que está dando la campaña por la liberación del artista.  Son cuatro los artivistas tachados de contrarrevolucionarios a quienes no se les permite visitar al también artivista: Gorki Águila, Tania Bruguera, Claudio Fuentes y Lia Villares.  

Obama se pasa por el forro los cientos de opositores detenidos este fin de semana pasado anunciando la reapertura de embajada en La Habana (updated)

El anuncio lo hará mañana por la mañana desde el jardín de la Casa Blanca.  


La cosa es para el 20 de este mes.  Mientras, el régimen de Raúl hace su declaración hoy también en lo que desde Viena, Kerry señala que todo es parte de una estrategia para cambiar las relaciones en la región.  No es fácil…

domingo, 28 de junio de 2015

La Habana es una ciudad segura

Eso dice Yuris Nórido aquí.  Señala una de las razones fundamentales para la “tranquilidad ciudadana” el hecho de que en Cuba la tenencia de armas es estrictamente regulada.  Y también el por qué el régimen ha podido sobrevivir más de cinco décadas en el poder digo yo.  

Volviendo a La Habana, hace unos años estando de visita allá y después de estar celebrando una noche con amigos, una amiga se despedía a tempranas horas de la madrugada al día siguiente.  Su hogar al otro lado de la ciudad y la idea era ver si se le aparecía un taxi porque difícil una guagua a esa hora.  De lo contrario seguir a pie.  Cuando le sugerí se quedara, que si era un peligro regresar a su casa tan lejos a esa hora me contesto que no me preocupara.  Había caminado las calles de la capital sola a esa hora muchísimas veces sin problema alguno.  

Soandry del Río, director de Puños Arriba y fundador de la movida rap cubana se dirige al ministro de Cultura

El rap cubano, y me refiero a ese rap crítico con arraigos sociales que cuenta historias profundas proponiendo cambios reales, ha venido desempeñando el papel de la canción social de Cuba. El mismo rap que desde el Período Especial viene diciendo lo que los lineamientos del 6to Congreso reconocieron de forma superficial como acciones necesarias para una sociedad cubana mejor. Ese mismo rap que ha sido visto como hereje por el carácter inquisidor de las instituciones y condenado al olvido por generar y liderar estados de opinión ciudadanos. 

La Agencia Cubana de Rap no se creó por una necesidad de los exponentes del género; solo fue una solución a un "ruido en el sistema" que había despertado el interés de muchos grupos de la sociedad civil norteamericana y activistas de toda Latinoamérica. La gota que derramó la copa fue un encuentro –que tuvo lugar en el Centro de Prensa Internacional– entre el reconocido actor afroamericano Harry Bellafonte y algunos raperos vanguardistas y fundadores, los cuales teníamos como premisa comenzar a construir los cimientos de un mercado legal para el rap en Cuba puesto que era ya un producto con demanda nacional e internacional. Lo que comenzó como una pasión canalizadora de preguntas sin respuestas de algunos artistas arriesgados y rebeldes, se había convertido en la razón de ser de adolescentes hombres transformados en cabezas de familia.

En fin, y para no hacer el cuento muy largo, la Agencia Cubana del Rap es una vergonzosa manipulación que no hace más que perfeccionar el chantaje a través de promesas vacías. Su  emblema del "no se puede" garantiza una política de "zero problem" para con el Instituto Cubano de la Música que, a su vez, no debe hacer enojar al Ministerio de Cultura, el cual le tiene que cantar "la tortica de manteca" al Partido. Así es como funciona; el futuro depende, entre otras muchas cosas, de nosotros mismos porque nadie va a cuidar lo nuestro como nosotros mismos, en un sistema donde las personas solo pueden desahogar la inconformidad en "comentarios de pasillos".

La pregunta no es "hasta cuándo". La pregunta es: qué vas a hacer contigo.




lunes, 22 de junio de 2015

Detienen a miembros de UNPACU que aparecen en ensayo de video clip (updated)


La raíz el video clip en cuestión.  Alguien con fuerza debiera dejarles saber sobre esta redada de hoy a quienes opinan que ha ocurrido un cambio sustancial en Cuba.  

H/T: @barbaritarucuru


Detenciones violentas contra miembros de UNPACU cuando grababan video clip para canción de Omar Sayut

Sacerdote expulsa de Misa a Damas de Blanco (updated)

Lo que hoy está en juego es el destino de la sociedad cubana en la era digital y la economía de conocimiento en un mundo globalizado: Juan Antonio Blanco

Los promotores del 17 D prefieren ignorar todo dato que ponga en duda lo acertado de la línea trazada. Cualquier asomo de enfoque crítico es ripostado con pasional vehemencia. Pero algunos hechos son tercos.

Uno es que el Gobierno cubano, hasta el presente, no ha permitido a los emprendedores aprovechar la oferta de comercio directo y facilidades de todo tipo que ahora les ha ofrecido EEUU.

Ese sector no-estatal no está cubierto por las sanciones del embargo, porque antes simplemente no existía. Las sanciones están por definición dirigidas  contra la economía estatal cubana, que entonces era casi el 100%. El presidente Obama hizo uso de esa realidad para tender un puente favorable al desarrollo del sector no estatal. ¡Muy bien! El problema es que La Habana solo está interesada en aprovechar el momento psicológico actual para atraer inversionistas y créditos hacia la economía estatal, en especial hacia aquel segmento (casi un 70%) controlado directamente por los militares.

Por su parte, la prensa internacional, por lo general, prefiere destacar en sus titulares cada delegación de empresarios que viaja a reunirse con el Gobierno cubano, antes que monitorear si han sido levantadas las restricciones internas al sector no estatal para que pueda beneficiarse del 17 D.

El otro hecho inconveniente es que desde el 17 D se han multiplicado las salidas legales e ilegales del país. En una sociedad "estable", pero sin alternativas de prosperidad, la única que existe es irse a otra parte. La mayoría de los cubanos apoyan los pasos de Obama, pero al transcurrir los meses corroboran que los cambios internos positivos que su nueva política hacia Cuba puede potencialmente facilitar, no se materializan. Lo impide el bloqueo… del Partido Comunista.

La motivación real detrás del 17D, ubicada en el marco de la seguridad nacional, pudiera también frustrarse. La pretendida política de estabilización puede terminar incentivando la desestabilización. La causa de ese problema radica en su falsa premisa: la raíz de la inestabilidad interna no es el embargo estadounidense. Lo que hoy potencia el éxodo interno e internacional y empuja gradualmente a sectores de la población a involucrarse en actividades delictivas para subsistir es el bloqueo —férreo y persistente— del Gobierno cubano a las capacidades creativas de la ciudadanía al coartar sus libertades básicas.  Prevenir una crisis de envergadura en la Isla no se logra consolidando el régimen de gobernabilidad existente porque es de él que emana el caos.

El primer paso en una dirección más prometedora podría ser la incorporación de la receta de Raúl Castro al ritmo del deshielo estadounidense: "Sin pausa, pero sin prisa".

No sería descabellado que los legisladores estadounidenses acordasen una "pausa" a las concesiones unilaterales de Washington para dar un margen de tiempo a que sean correspondidas por La Habana. Es hora de que usen el espacio que el 17 D ha creado para que permitan al pueblo cubano beneficiarse de él. No se trataría de reclamar concesiones de Cuba hacia EEUU sino hacia los ciudadanos cubanos y que coinciden con los Pactos Internacionales de Derechos Humanos que ya ha suscrito ese gobierno.

Antes de dar nuevos pasos por el lado estadounidense, el Gobierno cubano debería iniciar otros en asuntos tales como permitir, al igual que a los inversionistas extranjeros, la participación de los cubanos y su diáspora  en todos los sectores de la economía nacional y que el sector no estatal de la Isla pueda comerciar y sostener transacciones económicas directas con EEUU, lo cual ya ha sido autorizado por el lado estadounidense. Otras cuatro demandas no menos importantes serían, autorizar y facilitar el pleno acceso ciudadano a Internet (indispensable para el desarrollo económico en la era digital), garantizar la libertad de movimiento nacional e internacional de todos los cubanos (a cientos de miles se les sigue negando la entrada al país mientras que a unos dos millones se les restringe a un permiso de visita con tiempo limitado) y respetar la libertad de creación y expresión. En lógica consecuencia con ello, debería también poner fin a la violencia política y detenciones arbitrarias contra disidentes y opositores.

Si el Gobierno cubano insiste en que antes de considerar siquiera uno de esos pasos se debe levantar el embargo a la economía estatal puede respondérsele que tiene en sus manos una solución inmediata para eliminarlo. Toda empresa que fuese traspasada al sector no estatal de la economía quedaría automáticamente fuera de las sanciones económicas vigentes ya que ellas fueron desde un inicio dirigidas contra el sector estatal. En otras palabras: la clave y el ritmo del cese de las sanciones estadounidenses a las empresas cubanas radicaría en la voluntad reformista real del Gobierno en la Isla. En esas circunstancias, podría decírsele a aquellos que desean que el embargo termine que eso ya es técnicamente posible, pero deben dirigir sus demandas a La Habana, no al Congreso de EEUU. Es allí donde deben ejercer su presión.

Pero como nadie es tonto, el proceso de privatización tendría que realizarse en primera instancia a favor de quienes trabajan en esas instituciones aunque ellos podrían luego vender sus acciones si así lo desearan. Esa política haría difícil encubrir una arbitraria "piñata" cubana en favor de los militares y miembros de la elite de poder que un decreto de simple privatización facilitaría. El tema de las indemnizaciones a propiedades estadounidenses confiscadas sin compensación podría dársele solución con fondos especiales creados a ese fin y/o haciéndolos accionistas principales de sus antiguas empresas si aun existieran y eventualmente tuvieran todavía interés en ellas. 

Lo que hoy está en juego es el destino de la sociedad cubana en la era digital y la economía de conocimiento en un mundo globalizado. No solo está en juego el destino de las generaciones presentes, sino la pobreza o prosperidad de las futuras.

Ese es un tema demasiado sensible para ser delegado a actores extranjeros que —con entera justicia— lo han de enfocar desde su propia óptica e intereses nacionales. Algunas de sus decisiones pueden contribuir a estabilizar y consolidar un proceso de transformaciones hacia un régimen de Capitalismo Militar de Estado. El pueblo cubano no ha sido ni va  ser consultado acerca de si esa opción, ultimada entre actores foráneos y la elite de poder cubana, es la que realmente anhela. Pero el enfoque elitista, opaco y no democrático, del proceso de decisiones sobre el porvenir nacional ha sido una constante compartida en este proceso de negociaciones por los dirigentes cubanos y sus interlocutores. 

El Gobierno cubano lleva más de medio siglo conversando y negociando asuntos que afectan a ese país exclusivamente con interlocutores extranjeros. El verdadero debate sobre el futuro de Cuba debe trasladarse de Washington y Bruselas a la Isla. Los interlocutores deben ser todos cubanos. Ya es hora. Lo que esa nación merece y requiere es poder sostener su propio debate nacional —incluyente, libre y pluralista— para decidir sus opciones y labrarse por sí misma el porvenir.

El papel más prometedor  que pudieran asumir hoy los gobiernos extranjeros y el propio Papa Francisco es  contribuir de manera creativa a que los cubanos —sin mordazas y en igualdad de condiciones— puedan finalmente dar inicio a ese diálogo nacional. El lugar para hacer esa contribución es La Habana. Allí están los principales actores de este conflicto endógeno del que la URSS, EEUU y Venezuela han sido las principales expresiones externas de su internacionalización.




viernes, 19 de junio de 2015

La partydera en Washington

Funcionarios criollos y yumas dandose palos en lanzamiento de Engage Cuba.  Yo creía que ese lanzamiento ya se había dado pero bueno no quiero aguar la fiesta.  Y a ver, el pueblo cubano vuelve a quedarse fuera del party.  Normal.