Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’

Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’
Clic en la foto para ir a post original

domingo, 23 de noviembre de 2014

Luis Eligio mirando a Miami




Libro homenaje a Haydée Santamaría: Haydée, hace falta tu voz


Acaba de ver la luz el texto: “Haydée, hace falta tu voz”. Un sueño compartido por varios, empezando por el del editor, Camilo Pérez Casal; un libro coral, de todos y de nadie, “armado” gracias al amor por Haydée Santamaría Cuadrado (1923-1980), a la generosidad de Silvio Rodríguez y Ediciones Ojalá, quienes aportaron los fondos para su publicación en esa editorial, de la poetisa Fina García – Marruz, que escribió un soneto original para el libro y de varias personas vinculadas a Haydée.

Un poema inédito de Fina García Marruz abre el libro que recoge en 231 páginas un grupo de textos que giran en torno a la primera presidenta que tuviera Casa de las Américas. Marruz la invoca en sus versos describiendo a Haydée desde sus emociones y destaca su presencia insoslayable en todos los que la conocieron. El último verso del soneto recoge la intencionalidad de la compilación: “Hace falta tu voz, amiga, hoy muda.”

sábado, 22 de noviembre de 2014

Fidel no invento la estafa política Martí, él solo la perfecciono: Alfred J. López sobre su biografía de José Martí en inglés


Abel Folgar entrevista al autor del libro.  Un adelanto de la primera biografía en inglés.  Se han escrito biografías para niños en ese idioma, puede haber traducciones al inglés también, las hay, pero este es el primer libro sobre el Apóstol de la patria escrito en inglés.  Así de increíble.  

domingo, 16 de noviembre de 2014

Miami: Puro underground cubano performance de Kizzy M.H. D’ Omni y Luis Eligio D’ Omni en Aluna Art Foundation





































Cubanos en el Congo

Cincuenta años después, con las selvas del Congo ya lejanas en su memoria, sentado en la sala de su casa de Miami, a Juan Tamayo le impacienta el próximo encuentro con aquella niñita rubia que estuvo sentada silenciosamente en sus piernas mientras él descargaba peine tras peine de su ametralladora calibre .30.

Las fuerzas cubanas rivales descubrieron la presencia del otro durante un bombardeo aéreo de la CIA a posiciones ocupadas por la guerrilla, cuando las tropas terrestres y los pilotos empezaron a gritarse palabrotas unos a otros en español. Luego, pelearon cara a cara en las riberas del lago Tanganika