Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’

Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’
Clic en la foto para ir a post original

sábado, 31 de octubre de 2009

Dentro y afuera del Fresa y Chocolate


























Gracias al autor de Fotos desde Cuba, por hacerme llegar las fotos suyas del “debate” sobre Internet recién celebrado en La Habana. Este blog se enorgullece en postearlas.
A continuación, un comentario de uno de los asistentes al evento del jueves en el club centro cultural Fresa y Chocolate.
YO PUDE ENTRAR A LAS 3 DE LA TARDE Y AHÍ ME QUEDE, DESDE LAS 3 DE LA TARDE HABIAN SUSPENDIDO AL VENTA GASTRONOMICA EN EL CENTRO POR EL DEBATE, FUE UN DEBATE A PUERTA CERRADA, “SOLO TU PUEDES ENTRAR”, NOSOTROS NOS PREGUNTAMOS SI A PARTIR DE AHORA EL ULTIMO JUEVES DE CADA MES, EL DEBATE DE LA REVISTA CUBANA TEMAS, SERA A PUERTA CERRADA CON EL TEMA; “TU SOLO PUEDES ENTRAR”.

Claudia Cadelo: El Ministerio y yo

Despedida y debate FyC

Post relacionado.

jueves, 29 de octubre de 2009

Niegan entrada a bloggers en lanzamiento de revista (update #2)

Claudia Cadelo en Twitter:

ClaudiaCadelo
Debatiendo pero en la acera: la institución se reserva el derecho a
ClaudiaCadelo
dmición.
ClaudiaCadelo
Somos unas 2O personas. Reinaldo, ciro, olpl, eugenio y otros.
ClaudiaCadelo
No nos dejan entrar al lanzamiento d la revista tema. 'debate sobre internet'
ClaudiaCadelo
Estoy en la puerta del fresa y chocolate con 1 grupo d bloggers

yoanisanchez
Pregunté si el mismo filtro ideologico que bloquea tantas webs en Cuba, se aplico para no dejar entrar a este debate a varios bloggers.

yoanisanchez
Estoy en el interior del debate de la revista Temas sobre internet. Entré disfrazada, me quité la peluca después que me llamaron.


Octavo Cerco: Video del “debate”

miércoles, 28 de octubre de 2009

Juanita Castro: ¿Y qué puedo hacer yo en la CIA, Virginia?

De las memorias de Juanita Castro contadas a María Antonieta Collins:

Si Virginia no hubiera sido mi interlocutora, seguramente hubiera cortado la conversación por peligrosa, aunque nadie hubiera podido escuchar, ya que ella hablaba en un tono de voz tan bajo, que era casi imperceptible.

-No temas Juanita, que esta gente es de primera línea. Gente muy importante quiere conocerte y hacerte un planteamiento.

-¿De quién estamos hablando, Virginia? –alcancé a decirle sorprendida-. Porque ese tipo de ayuda para las labores que desempeñamos no puede aceptarse de cualquiera, usted sabe lo riesgoso que es colaborar con la gente que se opone al régimen.

-Yo lo sé, y es por eso que ellos, que han seguido todos tus pasos, me pidieron que hablara contigo.

Virginia se levantó del sofá donde nos encontrábamos sentadas y me hizo señas de salir a la terraza para seguir hablando.

-Se trata de la CIA, Juanita.

-¿Usted está involucrada con ellos, Virginia?

¡Que rostro habré puesto para que Virginia de inmediato comenzara a darme detalles para calmarme!

-Sí- me respondió-, y te repito, no tienes nada que temer, ya que es más peligroso que continúes tu labor sola.

-¿Y qué puedo hacer yo en la CIA, Virginia?

-Mucho, Juanita, mucho. Fundamentalmente, lo mismo que estás haciendo ahora, pero con organización, con metas para lograr, con recursos que solucionen muchos problemas para la gente que necesita salir de Cuba. En fin, una gran cantidad de cosas que yo desconozco. Pero eso es precisamente lo que “ellos” quieren hablar contigo, personalmente, aunque por razones obvias no puede ser aquí en Cuba. Necesitamos ir a otro país para disminuir los riesgos.

Mis preguntas de inmediato la abrumaron: ¿Quiénes serían “ellos”? ¿Dónde los conocería? ¿Qué me querían proponer?

-Mira, Vasco y yo partimos la semana entrante. Primero vamos a Brasil a recibir instrucciones, lo que nos llevara unas semanas antes de irnos a Moscú, así que eso es perfecto para que tú y yo nos reunamos con ellos en la Ciudad de México en dos semanas más. Podrías hacer un viaje para visitar a Enma, eso no levantaría ninguna sospecha. Además, quiero decirte algo que te dará confianza: yo se que tu vas a entender la propuesta, pero de la misma forma, si decides no aceptarla, lo dices, y será como si estas pláticas nunca hubieran existido.

Mi situación era tal, con todos los acontecimientos que se habían sucedido, que no dudé ni un instante en aceptar aquel encuentro que se llevaría a cabo en México.

-Esto va a dar un giro positivo a tu lucha, Juanita, créeme-.

Al salir de la residencia de los embajadores aquella tarde, iba tranquila, analizando todo y sin pensar que nada malo me fuera a ocurrir, especialmente porque Virginia Leitao da Cunha era una mujer que sabía cómo enfrentar cualquier situación peligrosa. Ella jamás me hubiera arriesgado, ni se hubiera arriesgado a descubrirse si aquello que le pidieron que hiciera, es decir, ser el contacto de sus “amigos” conmigo, no fuera lo suficientemente serio. Sin embargo, el nombre que había pronunciado resonaba impresionantemente en mis oídos: CIA, la C-I-A. ¡El enemigo más grande del régimen al que Fidel consideraba como el Apocalipsis, era quien me buscaba! Y la persona que me estaba llevando con ellos era nada más y nada menos que la esposa del embajador de Brasil, no sólo amiga mía, ¡sino quien había sido una fiel seguidora de Fidel! Una mujer valiente y justa, que conocía profundamente la situación en Cuba.

Recordé entonces la anécdota ocurrida en la primera fiesta que una embajada diera al nuevo líder cubano tras el triunfo de la Revolución y que reflejaba la gran simpatía que había entre los embajadores y Fidel. Fue un evento organizado por Virginia y Vasco, en el cual el cuerpo diplomático en pleno –del aquel ellos eran los decanos en Cuba- recibió a Fidel y se puso a su disposición. En aquel evento también sucedió un incidente, que pudo haber sido un escándalo público si se hubiera tratado de otras personas.

Resulta que en el curso de la fiesta, Fidel fue al baño, se quito la pistola del cinto, y cuando salió, se le olvido ponérsela. La pistola quedó ahí, y Fidel continuó en la fiesta de lo más entretenido. De pronto, se dio cuenta que le faltaba su pistola. Se armó un corre y corre entre su escolta personal. El asunto se manejó con mucha discreción, pero lo peor era que ¡la pistola había desaparecido! Alguien se la había llevado.

En otras circunstancias, aquello hubiera bastado y sobrado para detener la fiesta y hacer una revisión exhaustiva a los invitados, pero tratándose de Vasco y Virginia Leitao da Cunha, que eran amigos tan cercanos y estaban apenadísimos, no sucedió nada. Sin embargo, José Abrantes, el poderoso ministro del Interior, parte del séquito permanente de Fidel y presente esa noche, se puso a armar el rompecabezas para encontrar a quienes habían entrado al baño después de Fidel.

Ana Ely Esteva, una de las invitadas, ya que en ese entonces era una apasionada de la Revolución, se encontraba en un saloncito frente al baño, el mismo en donde todos los asilados nos reuníamos meses antes, a escuchar por la radio las noticias de la Sierra Maestra a través de Radio Rebelde. Cuando Ana Ely se dio cuenta de lo que sucedía, vino a contármelo de inmediato.

-Le robaron la pistola a Fidel, ¡no te imaginas lo que ha pasado Juanita! Ahora no quieren que se arme ningún escándalo, pero resulta que alguien se la llevo del baño. La verdad es que en el grupo donde me encontraba no me di cuenta de nada porque nosotros estábamos oyendo las historias que contaba el Che.

Pocos se percataron de que había un problema. Después de un rato, Fidel se retiro de la recepción sin su famosa pistola, la cual siempre llevaba al cinto.

Post relacionado.

Una oferta inesperada

Del libro de Juanita Castro:

La llamada de Virginia Leitao de Cunha poco tiempo después de lo sucedido en Bahía de Cochinos, me tomó por sorpresa.

-Quisiera que pasaras a verme esta tarde. Me encantaría compartir algo contigo.

Cualquier cosa que Virginia pidiera, para mí era más que una orden. Siempre la tuve entre mis grandes afectos, no sólo porque ella y Vasco, su esposo, me asilaron generosamente en su embajada, sino porque tras el triunfo de la Revolución afianzamos una gran amistad que continuó hasta la muerte de ambos.

En la residencia de los embajadores, localizada en la lujosa zona de El Laguito, yo me sentía como en casa. Ellos, siempre tan sencillos, eran de esas personas que inspiran inmediata confianza. Curiosamente, sin embargo, Virginia siempre me hablaba de tú, pero yo nunca pude romper la barrera de hablarle de usted.

-Han sido días terribles, Juanita. Especialmente, por toda desilusión de ver que no existen aquellos ideales por los que todos, de alguna forma peleamos, apoyando a Fidel para tener un cambio verdadero en Cuba. Tengo un enorme dolor que no me abandona y pienso en personas como tú o tú mamá, y tantos conocidos más, para quienes aquella revolución con la que soñaban era un motivo para vivir. Pero, vamos a dejar de lado todo eso que nos atormenta y que a ti te duele doblemente porque tiene que ver directamente con tu familia. Quiero que sepas que nos vamos de Cuba. El presidente Joao Goulart ha dado a Vasco la encomienda de encabezar la embajada de la Unión Soviética, y hemos querido que seas de las primeras personas en saberlo.

¡Sentí que me habían vaciado un cubo de agua encima! Los Leitao eran mi gran apoyo, y Virginia me había ayudado a resolver tantas cosas, que la noticia y la sola idea de quedarme sin mis aliados me impactó de inmediato.

-He pensado mucho en todas las actividades a las que te dedicas, Juanita. He sido testigo de tu lucha por la Revolución, de los sufrimientos durante aquellos tres meses asilada en la embajada hasta el triunfo de Fidel, y he vivido contigo estos escasos dos años desde la ascensión al poder. Todo esto me ha llevado a entregarte un mensaje de unos amigos que conocen de tu labor y que quieren ayudarte.

jueves, 22 de octubre de 2009

Oposición, con cualquier otro nombre

Ya he parado de contar los premios otorgados a la blogger Yoani Sánchez de Generación Y. Es la figura contestaría al régimen de La Habana más reconocida en el mundo. Ha sido la razón por la cual la blogosfera cubana se ha disparado en los últimos dos años. Y todo parece que otros dentro de Cuba están agarrando su batuta, como se evidencia en los círculos blogger que se están dando en el interior de la isla. Ni hablar de su amiga, Claudia Cadelo de Octavo Cerco. Hace poco, el blog de Claudia fue premiado el mejor por internautas de la isla en un concurso virtual.
Por otro lado están Ciro Díaz, músico de la banda punk Porno para Ricardo y el piquete alternativo La Babosa Azul , con el joven fotógrafo Claudio Fuentes Madan quienes acaban de producir un documental sobre una reciente marcha de Las Damas de Blanco, las conocidas mujeres, madres, esposas e hijas de prisioneros de conciencia. Las Damas salen a la calle todos los domingos pidiendo la libertad de sus seres queridos injustamente encarcelados.
También está la figura más controvertida del rock cubano, Gorki Águila. Fundador junto a Ciro, de Porno para Ricardo. Su Gira por la Libertad en los Estados Unidos acaparo los medios que se interesan por el tema cubano, justo antes, durante y después del concierto Paz sin Fronteras celebrado en La Habana el mes pasado.
Y cubanos de a pie, como es el caso de Juan Carlos González Marcos, Pánfilo en Youtube pidiendo comida, denunciando que en Cuba hay hambre.
Todos los antes mencionados rechazan que se les cuelgue la etiqueta de “opositor”. Un fenómeno que se está dando en la isla. Y es que en Cuba, en los últimos tiempos, los opositores no hacen oposición y la oposición la hacen los que no son opositores.
Dentro y fuera de Cuba, un cada día más nutrido grupo de artistas, escritores, músicos, blogueros y cubanos de a pie, están omnipresentes en los medios como resultado de sus labores, generalmente de enfrentamiento a lo establecido en la isla.
Ya nadie le presta atención a los opositores cubanos. Esto ha sido como resultado de que, como explica mi amigo Carlos Saladrigas , los opositores al régimen cubano no han sabido reinventarse en medio de un mundo que cambia. Ha sido más de 50 años de lo mismo.
Sin embargo, una nueva generación está dando la talla de la oposición en Cuba. Ella es la que está asumiendo ese protagonismo que los opositores de la isla no han sabido asumir. Opositores que se merecen todo el respeto, pero que tristemente hoy por hoy, no hacen oposición. En el mejor de los casos, cuando la hacen, el pueblo no se identifica con ellos.
Estamos ante un nuevo fenómeno. Estamos siendo testigos y en muchos casos participes de este nuevo fenómeno cubano que no se llama oposición, pero que la hace. Como bien pudiera decir el dramaturgo inglés, William Shakespeare: “Oposición, con cualquier otro nombre sigue siendo oposición”.

Combat Noise en el Maxim este viernes 23 (updated)

Mas fotos del concierto aquí

Maxim Rock
Calle Bruzón 62 e/Ayestaran y Almendares
Municipio Plaza – La Habana, Cuba.
Teléfono (+537) 877 5925


martes, 20 de octubre de 2009

¡Libertad para Cuba! (update #2)


Hoy en la red de redes: Blogacción por la libertad de Cuba
Libertad de opinión
Libertad de acceso a Internet
Libertad de entrar y salir de Cuba
Libertad de los presos de conciencia
¡Libertad para Cuba!
Excelente seguimiento de la blogacción del martes 20 aquí.