#TodosMarchamos

#TodosMarchamos
Clic en la imagen para ir al tráiler

Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’

Foto del post ‘Palmetto Bay Jam Session’
Clic en la foto para ir a post original

miércoles, 18 de mayo de 2011

El barro en Cuba

Camagüey,- La polémica sobre el valor artístico y el significado ritual de la cerámica en Cuba abrió las sesiones teóricas de la quinta Fiesta de Barro y Fuego, evento que reúne a cerca de 70 artesanos de esta localidad, tradicionalmente conocida como Ciudad de los Tinajones.

El empleo de recipientes de barro en ceremonias y fiestas de la santería cubana, una religión popular donde predominan componentes de origen africano, fue el tema de la conferencia de Alberto Chío Rojas, Máster en Cultura Latinoamericana.

La cazuela, la tinaja, la sopera y el lebrillo --objeto con forma de copa--, en algunos casos se convierten en receptáculos de las deidades y se emplean en diferentes procesos, como el de iniciación que corresponde al nacimiento del creyente y en el rito mortuorio tras el deceso de un santero.

El ceramista generalmente no es creyente y trabaja por encargo, precisó Chío Rojas.

Hasta la segunda mitad del siglo XIX, esos objetos tuvieron fines domésticos en la decoración de las casas o como utensilios de cocina; y cambiaron de uso fudamentalmente en La Habana y Matanzas, donde proliferó la santería.

Según el profesor Chío Rojas, en Camagüey ese tipo de religión no abunda por el tipo de esclavos, la construcción de varias instituciones religiosas y el arraigo del catolicismo, razón por la que este territorio también se identifica como Ciudad de las Iglesias.

En la actualidad la relación entre artesanos y santeros desborda los límites por el proceso de la producción y el consumo que lleva al artista a profundizar en cuestiones del diseño y el color para hacer más funcional el producto.


Yanetsy León González
Barro, material de arte y culto popular en Cuba